Con el tiempo, los tejidos de la cara y el cuello se debilitan, descienden y forman arrugas y una cara cansada. La cirugía de cara y cuello, también llama Ritidectomía, tiene como objetivo reposicionar los tejidos a donde estaban cuando era más joven. De igual forma, se retira la piel flácida y arrugada para obtener resultados impresionantes. El cuello es una parte fundamental de la estética facial y generalmente se rejuvenece al mismo tiempo que la cara, proporcionando definición a la mandíbula y desapareciendo la piel en exceso.

¿Cuál es la edad ideal para hacer este procedimiento?

Generalmente nuestros pacientes buscan este procedimiento entre los 45 y los 70 años.

Razones Principales

  • Corregir las arrugas en las cara

  • Mejorar las líneas de expresión

  • Remover grasa y piel en exceso del cuello

  • Definir la línea mandibular

Para mayor información haz tu cita con el Dr. Alejandro Porras Ruiz, Cirujano Plástico Los Mochis.